Lo que necesitas saber

 Lo que necesitas saber

Los Irlandeses son los europeos con el carácter más parecido al de los españoles, podríamos decir que son
los “latinos que hablan inglés”, por lo que la adaptación de los estudiantes suele ser fácil y agradable. Son famosas la hospitalidad y amabilidad de los irlandeses en el mundo entero.

El 86,8 % de los irlandeses son católicos en un tanto por ciento similar al español, que alcanza el 73,1%,
según datos de CSI de 2013. Irlanda es un país donde los españoles se sienten como en casa, por esto
consideramos que es el lugar perfecto para el aprendizaje del inglés.

Las familias seleccionadas por I&F son en su mayoría católicas y se ocuparán de que el estudiante asista con ellos a la misa dominical, así como de las necesidades espirituales que requieran si así lo requieren y desean.

Las aficiones de los participantes en este programa también son muy importantes. Si eres un experto jugador
de fútbol, si te encanta el baloncesto o el rugby o si eres un gran amante del teatro, te buscaremos la mejor escuela en
la que puedas desarrollar y practicar tus habilidades.

Entendemos que es vital para los alumnos la convivencia con las familias el mayor tiempo posible.
Durante el día, y en las actividades, los alumnos están controlados por su profesores de forma permanente
y eficaz, pero es en la convivencia con las familias donde los alumnos han de esforzarse al máximo para
comunicarse con el resto de miembros. Es ahí donde el estudiante experimentará un mayor avance en su
conocimiento del ingles.

Servicio de tutoría (tutor o “coordinador”).

Cuando el estudiante llega a Irlanda, se le asigna un tutor durante toda su estancia. Esta persona estará
disponible las 24 horas del día y se encargará de atender al alumno permanentemente, realizará mensualmente
infórmenes académicos y de adaptación, coordinará las actividades culturales, visitaran parques y museos,
etc… y estará en contacto permanente con las familias españolas e irlandesas.
Será el encargado de impartir clases de refuerzo si fuera necesario.

Samuel Beckett Bridge, Dublin, Ireland.

Deja un comentario